¿CUÁNDO SE PUEDE PONER AL BEBÉ EN LA HAMACA?

Las hamacas para bebés son un accesorio muy práctico para los primeros meses de vida del recién nacido. Sin embargo, a veces surgen dudas sobre cuál elegir o cuándo se pueden empezar a usar y cuándo hay que dejar de utilizarlas.

Una hamaca para bebé es una silla acolchada que generalmente se inclina y balancea para colocar al bebé en sus primeros meses de vida, cuando todavía no gatea ni anda. Además, dispone de un arnés de sujeción para que el bebé no pueda caerse o escurrirse de ella. La hamaca resulta muy práctica porque, a diferencia de la cuna, el bebé puede ver lo que ocurre a su alrededor cuando la usa y se siente más integrado con la familia; mientras que mamá y papá pueden estar tranquilos y relajados al saber que se encuentra seguro en ella.


Tienes hamacas de todos los precios, como la de la foto, de Caretero que sale muy asequible.

Tal vez hayas leido u oído que solo puedes poner al bebé en la hamaca cuando tiene un par de meses y ya sostiene la cabeza por sí mismo. Esto no es del todo correcto, porque la mayoría de las hamacas se pueden usar desde los cero meses. Ten en cuenta que una hamaca no es una silla o una trona: en la hamaca, el bebé está inclinado (no sentado), por lo que su cabeza está apoyada en el respaldo y el cuello no tiene que sostenerla todo el rato. Otra cosa es que los recién nacidos al principio pueden no estar muy cómodos en las hamacas, porque todavía no controlan el peso del cuerpo y tienden a escurrirse o inclinarse hacia un lado.

Por lo tanto, ¿cuándo poner al bebé en la hamaca? Fácil: ponle para probar a ver qué tal se siente, y si ves que no está a gusto, entonces será mejor que esperes más tiempo. También es buena idea no balancearla al principio.


Eso sí, ten en cuenta también que una hamaca limita los movimientos del bebé, por lo que no debe pasar mucho rato en ella. Lo ideal es usar la hamaca un rato al día, alternándola con la cuna y otros accesorios aptos desde los cero meses como la mantas de juego, el parque, y, los brazos de mamá y papá.

Como elegir elegir la mejor hamaca

Existen muchas marcas de hamacas para bebés, como Caretero, 4baby, Cangaroo, Baby mix, etc. Todos sus productos están homologados, por lo que son de confianza. Sin embargo, además de la edad adecuada para usar la hamaca, debes tener en cuenta los siguientes aspectos para elegir y usar correctamente la hamaquita.

  • Fíjate bien en las edades y pesos recomendados en la etiqueta. Usar la hamaca con un peso excesivo puede provocar que vuelque.

Las hamacas modernas incluyen vibración y balanceo automático como esta de Baby mix.

  • Procura que la hamaca sea reclinable en varias posiciones y tenga un sistema de bloqueo firme que permita dejarla totalmente fija.
  • Presta atención al sistema de sujeción: debe evitar que el bebé se caiga o se escurra de la hamaca y ser regulable para un ajuste perfecto. También es necesario que tenga un cierre de seguridad para que el bebé no pueda soltarse por sí solo.
  • Es conveniente que el forro de la hamaca sea extraíble para lavarlo o de un material plastificado que permita una limpieza fácil.
  • Algunas hamacas disponen de asa para transportarlas cómodamente. Aún así, no muevas la hamaca con el bebé en ella.

Si vas a usar la hamaca en el exterior, elige un modelo con capota como el Aqua de Caretero.

  • Si vas a usar la hamaca en exteriores (por ejemplo el jardín o la terraza), elige un modelo que tenga toldo o capota para proteger al bebé del sol.
  • Existen hamacas con vibración que pueden ser relajantes para algunos bebés, pero en cambio a otros no les gusta nada la sensación.
  • También hay hamacas con aros de actividades y otros complementos, si es así consulta si se pueden extraer (pueden resultar molestos).

Las hamacas con centro de actividades entretienen al bebé.

  • La hamaca siempre debe estar en el suelo: nunca la coloques sobre una mesa, sofá, encimera ni mucho menos en el coche: es peligroso.

Finalmente, cuando tu bebé ya empiece a gatear o andar, se muestre muy activo o se balancee por su cuenta, es recomendable dejar de usar la hamaca para evitar riesgos.